El PIB aumentó en 10,2% durante el tercer trimestre de 2006

Doce trimestres consecutivos de crecimiento significativo en la economía venezolana

Para imprimir

El producto interno bruto (PIB) a precios constantes registró una tasa de variación de 10,2% durante el tercer trimestre de 2006, respecto a igual período del año anterior,  con lo que se fortalece el proceso de crecimiento sostenido, significativo y generalizado de los diferentes sectores y actividades económicas que se ha observado por 12 trimestres consecutivos. (gráfico 1)

El dinamismo de la actividad económica ha sido estimulado, al igual que en trimestres anteriores, por el aumento del consumo, la inversión, la expansión del crédito a los sectores productivos y un mayor nivel de gasto público asociado a los programas sociales del Gobierno.

Desde el punto de vista institucional (gráfico 2), el significativo aumento del PIB en el trimestre se vio propiciado, fundamentalmente, por el desempeño del sector privado, cuyo nivel de actividad se expandió en 12,3%; el sector público, por su parte, creció en 2,7%.

Este resultado, conjuntamente con los aumentos de 10,1% y 10,2% registrados en el primero y segundo trimestre, respectivamente, determina un crecimiento de 10,2% para los primeros nueve meses del año.  Al considerar los resultados de los últimos 12 trimestres, el aumento promedio del PIB se ubica en 13,1%.


ACTIVIDADES ECONÓMICAS

El comportamiento favorable de la actividad económica (gráfico 3) en el tercer trimestre se sustentó en el auge de la actividad no petrolera,  al crecer ésta en 11,7%; en sentido contrario, el valor agregado bruto (VAB) de la actividad petrolera disminuyó en 1,8%.

Actividad petrolera:

La actividad petrolera (gráfico 4) pública registró en el tercer trimestre un crecimiento de 0,9%, motivado por incremento del valor agregado bruto de la producción de crudos.  La actividad petrolera privada, en cambio, mostró una baja de 11,4%, debido, principalmente, a labores de mantenimiento preventivo en las plantas de algunas empresas mejoradoras de crudo de la faja petrolífera del Orinoco.

Actividad no petrolera:

En la actividad no petrolera (gráfico 5), el crecimiento en el tercer trimestre fue significativo, armónico y generalizado, destacándose la industria manufacturera con 10,1%, el comercio con 19,4%, la construcción con 35,1%, las comunicaciones con 22,2% y los productores de servicios del Gobierno general con 4,0%.  Este desempeño se asocia a un aumento en la capacidad utilizada de las empresas y a una mayor demanda agregada interna, esta última favorecida por la tendencia sostenida de monetización de la economía, la recuperación del empleo, el aumento del salario mínimo y la intensificación de los programas sociales del Gobierno.

• Industria manufacturera:

La industria manufacturera (gráfico 6) privada creció en 11,0%, con lo que mantuvo el ritmo expansivo iniciado a finales de 2003.

Se destacan los aumentos significativos en el valor agregado de la mayoría de las ramas (gráfico 7) que la conforman: productos de caucho y plástico (29,3%), productos elaborados de metal (28,2%), fabricación de maquinaria y equipo (17,2%), fabricación de vehículos (12,5%), alimentos, bebidas y tabaco (12,4%), papel (9,8%) y metales comunes (8,0%). Este comportamiento refleja la respuesta positiva del aparato productivo nacional ante la creciente demanda interna de bienes de consumo final, de inversión y de uso intermedio, lo que reafirma la visión de impulsar un mayor dinamismo y bases más sólidas para el desarrollo de la economía venezolana.

Mención aparte merece el comportamiento de la industria alimenticia, en la que se observaron importantes crecimientos, en particular la elaboración de productos de panadería (25,9%), de productos lácteos (14,4%) y la producción y conservación de carnes (12,3%).

• Construcción:

La actividad construcción (gráfico 8) registró un incremento de 35,1% en el trimestre, con lo que se mantuvo el ritmo observado desde comienzos del año 2004, el cual ha impactado favorablemente la ocupación de mano de obra.

La construcción demandada por el sector público aumentó en 33,2%, en correspondencia con los requerimientos de obras por parte del Gobierno general y las empresas. Al desagregar por tipo de obras, las residenciales crecieron en 57,0%, mientras que las no residenciales lo hicieron en 28,1%.  Entre las principales obras no residenciales destacan las ejecuciones en los sistemas ferroviarios, en los metros de Maracaibo y Valencia y en las obras de vialidad e infraestructura, cuyos recursos financieros provienen, principalmente, del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden).

Los resultados favorables que arroja la construcción residencial guardan relación con la vigencia de la política de financiamiento preferencial para los demandantes y productores de viviendas.

• Productores de servicios del Gobierno general:

El desempeño positivo de los servicios del Gobierno es atribuible, esencialmente, a una mayor prestación de servicios de administración pública y defensa (4,0%), de enseñanza (4,4%) y de salud (2,2%), favorecidos por el fortalecimiento del sistema de cooperativas y núcleos de desarrollo endógeno, la promoción de proyectos de desarrollo en cadenas agroproductivas y la ejecución de políticas vinculadas a la aplicación de los programas sociales.

• Comercio:

El comportamiento del valor agregado de la actividad comercial mantuvo la tendencia positiva iniciada en el cuarto trimestre de 2003, al registrar una variación puntual de 19,4%, en el tercer trimestre, sustentada en el incremento de 6,1% en la oferta de bienes transables de origen nacional y de 32,6% en la importada, lo que se evidencia en el crecimiento del índice de volumen de ventas comerciales (31,3%).


OFERTA Y DEMANDA GLOBAL

La oferta agregada creció en 14,8% durante el tercer trimestre de 2006, como  consecuencia del significativo crecimiento del producto interno bruto y del  aumento en las importaciones.

El crecimiento de la demanda global (gráfico 9) fue propiciado por el aumento en los diferentes componentes de la demanda agregada interna: gasto de consumo final privado (18,9%), gasto de consumo final del Gobierno general (7,6%) e inversión bruta fija (42,8%).

El gasto de consumo final privado continúa favorecido por la recuperación del ingreso de los hogares, por las transferencias del Gobierno a través de los programas sociales, la generación de nuevos empleos, el aumento del salario mínimo y por una mayor utilización del crédito, estimulado, entre otros aspectos, por los niveles de las tasas de interés activas.  En lo que respecta al gasto de consumo final del Gobierno general, los indicadores muestran que continúa la tendencia expansiva iniciada en el año 2003.

La inversión bruta fija (gráfico 10) continuó su ritmo expansivo (42,8%), al alcanzar niveles superiores a los observados en toda la serie desde el año 1997.  Este comportamiento se vio impulsado por el crecimiento sostenido de la construcción y por las importaciones de vehículos y de maquinarias para la industria nacional.

El Banco Central de Venezuela, como garante de la política monetaria y comprometido con el bienestar social del país, en el marco de la coordinación macroeconómica y del principio de responsabilidad pública, continuará contribuyendo a crear las condiciones de estabilidad necesarias con el fin de mantener y consolidar el desenvolvimiento armónico de la economía, factor indispensable para alcanzar el desarrollo humano de la nación.

Volver al tope superior del texto