| menu.gif
BibliotecaBCV en TwitterBCV en TwitterBCV en YouTubeBCV en Ustream
 
23/01/2004: Decisiones y Opciones de Financiamiento al Agro presentó el Instituto Emisor al MAT
 

BCV comparte objetivos de desarrollo que persigue el Ejecutivo Nacional

Decisiones y opciones de financiamiento al agro presentó el instituto emisor al MAT

Las recomendaciones que el Banco Central remite al Ministerio de Agricultura y Tierras forman parte de la función de asesoramiento a los poderes públicos nacionales que le confiere la Ley que lo rige

El presidente del Banco Central de Venezuela, Diego Luis Castellanos, en comunicación al Ministro de Agricultura y Tierras (MAT), expuso las decisiones adoptadas por el Instituto y formuló al Ejecutivo Nacional diversas propuestas de financiamiento al sector agrícola, de conformidad con lo que establece la Ley que lo rige, acerca de su función de asesoramiento a los poderes públicos nacionales en las materias de su competencia.

El Directorio del BCV saluda la iniciativa propuesta del Gobierno Nacional, y comparte plenamente la preocupación del Ejecutivo acerca de la conveniencia de dar cumplimiento a los preceptos constitucionales relacionados con la obligación que tiene el Estado venezolano de promover la actividad agropecuaria como medio de alcanzar un desarrollo equilibrado y garantizar la seguridad alimentaria nacional. El Programa Agrícola Especial 2004, aprobado por el Gabinete Ejecutivo, requiere opciones de financiamiento de corto plazo, pero también de largo plazo.

Financiamiento de corto plazo

Explica el BCV que, de acuerdo con los artículos 48, numeral 8, y 56 de la Ley del Banco Central de Venezuela, para que el Instituto inyecte recursos al sistema financiero, mediante la realización de operaciones vinculadas con el sector agrícola, es condición indispensable que le sean presentadas letras de cambio o pagarés que deriven de financiamiento otorgado previamente para dichas actividades.

Por consiguiente, la carta considera que está plenamente vigente el uso de las facilidades crediticias del Banco Central de Venezuela por parte de la banca, utilizando como garantía títulos de crédito del sector agrícola. Añade que la canalización del financiamiento, a través de programas similares al Programa Especial de Reabastecimiento Agrícola (PERA) realizado en 2003, sigue abierta.

"Por otra parte, el Banco Central de Venezuela puede considerar, como medida que podría acompañar el financiamiento de corto plazo, el establecimiento de un programa de liberación temporal de encaje -similar al que operó exitosamente en 1999-, mediante el cual a las instituciones financieras se les pudiera reducir el encaje requerido previa demostración ante el Ministerio de Agricultura y Tierras que se han realizado efectivamente colocaciones en el sector agrícola y este órgano le informe al Banco Central de Venezuela. Una reducción del 2% del encaje legal equivale a un monto aproximado de 520 millardos de bolívares".

En la carta se destaca, entre otras opciones de financiamiento al agro en el corto plazo, se encuentra el uso de los excedentes de liquidez. En este sentido advierte que "En la actualidad, como una consecuencia del establecimiento de las restricciones al mercado cambiario y del descenso en la actividad económica, la economía venezolana presenta un elevado nivel de liquidez excedente que es inconveniente. Estos recursos han tenido que ser absorbidos por este Instituto para evitar efectos nocivos sobre la inflación, a la espera de que se reactiven los mecanismos normales de absorción de esa liquidez, uno de los cuales es precisamente el otorgamiento de créditos por la banca al sector productivo. Al 19 de enero de 2004, esta absorción por parte del Banco Central de Venezuela alcanza la cantidad de 9.003 millardos de bolívares".

Igualmente, el BCV sugiere otras opciones las cuales ameritan acciones por parte del Ejecutivo Nacional y presentan ventajas y costos distintos que deben ser evaluados de manera coordinada, debido a que se trata de una política de Estado. "Estas opciones no son excluyentes, de manera que efectuada su evaluación, pudiera resultar más apropiado adoptar una combinación de estos mecanismos que seleccionar uno solo de ellos". Las propuestas incluyen el uso de instrumentos de captación de fondos por parte del Tesoro Nacional y otras entidades financieras públicas para canalizar recursos de la banca y directamente del público; el mejoramiento en el manejo de la tesorería del sector oficial, toda vez que el Gobierno Nacional y otras entidades públicas mantienen, en forma permanente, fondos depositados bajo diversas modalidades en niveles muy elevados, que alcanzan al 31 de diciembre de 2003 la cantidad de 13.472 millardos de bolívares; y el uso más activo de las operaciones de la Bolsa de Productos e Insumos Agropecuarios de Venezuela, S.A.C.A. (Bolpriaven).

También se hace mención a la disponibilidad de Bs.4.759 millardos que están depositados en el instituto emisor provenientes de la Tesorería Nacional, Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa) y el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes).

Financiamiento de Mediano y Largo Plazo

En materia del financiamiento de mediano y largo plazo al sector agrícola, el BCV considera necesario instrumentar mecanismos novedosos que aseguren no sólo la disponibilidad permanente de recursos para el agro nacional, sino que su uso genere un incremento sostenido en la producción de este importante sector de la economía. Varios de estos mecanismos permitirían satisfacer las necesidades de financiamiento crediticio de los productores rurales que no pueden ser atendidos por la banca, especialmente los pequeños y medianos, así como financiar la creación de la infraestructura que requiere el sector.

Entre las opciones de mediano y largo plazo el instituto emisor considera apropiado el establecimiento de un Fondo Especial de Desarrollo Agrícola, con recursos provenientes de aportes de entidades públicas, de entes multilaterales y de la emisión de pasivos propios por parte del Fondo, y la emisión por parte de la República o del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes) de bonos en bolívares, los cuales serían calificados como parte de la cartera agrícola obligatoria, con un plazo acorde con los requerimientos de los programas a financiar y rendimiento cercano a la tasa agrícola.

Agrega el BCV que para el logro de los objetivos que el Ejecutivo Nacional procura con el Programa Agrícola Especial 2004 presentado, en especial la efectiva incorporación de los pequeños productores, es indispensable la creación de una nueva institucionalidad en el sector agrícola, en la que participe toda la sociedad. "Factores como la selección adecuada de los rubros en cada zona, fundación de tierras, asistencia técnica, infraestructura mínima requerida, así como los aspectos relacionados con el almacenamiento, la distribución y la comercialización de los productos, son elementos que deberán ser objeto de una evaluación más exhaustiva".

Al finalizar, el Presidente del BCV afirma que "el Directorio del Banco Central de Venezuela tiene la completa y absoluta convicción de que la apropiada aplicación de las medidas aquí expuestas, conduciría al logro de los objetivos de desarrollo económico, social y humano perseguidos por el Ejecutivo Nacional y compartidos por este Instituto".

 

Ver ilustraciones:

 
Financiamiento al Sector Agrícola a través de la Emisión de Bonos
Asistencia Crediticia del BCV
Liberaciones del Encaje por Créditos Agrícolas
 
 
bottom.gif
Estados Financieros del BCV Reconversión Monetaria Contactenos Términos y condiciones