| menu.gif
BibliotecaBCV en TwitterBCV en YouTubeBCV en Ustream
 
17/05/2012: En el primer trimestre de 2012 la balanza de pagos continuó reflejando superávit en la cuenta corriente
 

. Las exportaciones de bienes aumentaron en 23,6%.
. Las importaciones de bienes se incrementaron en 48,5%.  

Durante el primer trimestre del año 2012, la balanza de pagos del país registró un saldo positivo de US$ 7.143 millones en la cuenta corriente, en tanto que la cuenta capital y financiera mostró un déficit de US$ 8.613 millones, valores que determinaron un nivel de reservas internacionales netas del país de US$ 27.083 millones.

Cuenta corriente

El mencionado saldo positivo de la cuenta corriente resultó inferior al observado en el mismo trimestre del año anterior (US$ 7.684 millones), no obstante que el saldo en bienes se incrementó en un 5,0%, al pasar de US$  11.932 millones a US$ 12.533 millones, explicado principalmente por la expansión de las importaciones de bienes en un 48,5%, atenuando el crecimiento en el valor de las exportaciones.

Las exportaciones de bienes, por su parte, se ubicaron en US$ 25.723 millones, incrementándose en un 23,6% frente al mismo período del año anterior (US$ 20.815 millones). En esta evolución influyó el crecimiento en el valor de las ventas petroleras, basado en el alza del precio promedio de la cesta venezolana (19,6%) y en el volumen exportado (3,7%). En las exportaciones no petroleras, los incrementos de las categorías hierro, particularmente el mineral fino y grueso de briquetas, y el de sustancias y productos químicos, principalmente metanol, urea y amoníaco, aminoraron la contracción de las ventas públicas (-12,8%), como resultado de la caída experimentada en los productos derivados del acero y el aluminio. Las unidades productivas privadas presentaron un descenso de sus ventas externas (-3,6 %), aunque se registraron significativos ascensos en el comercio de  sustancias y productos químicos, tales como urea, amoníaco y propileno; y de metales comunes, en particular productos férreos y ferroníquel.

Las importaciones de bienes crecieron en 48,5%, al ubicarse en US$ 13.190 millones, respecto al monto de US$ 8.883 millones correspondiente al mismo período de 2011,  impulsadas por el mayor dinamismo de la actividad económica. Aumentaron tanto las importaciones del sector público (64,1%) como las del privado (41,0%). Las compras públicas se acentuaron en las categorías alimentos y productos para la actividad agroindustrial, destacándose leche en polvo, azúcar, carnes de aves y bovino, arroz, maíz y café sin tostar; así como en sustancias y productos químicos, particularmente abonos y compuestos de nitrógeno, y en las vinculadas a la industria petrolera, tales  como nafta, aditivos para la gasolina, tuberías, conexiones y válvulas. Las compras privadas, por su parte, se centraron en sustancias químicas básicas, maquinaria para uso agrícola, aceites y grasas de origen animal y vegetal, ganado bovino en pie y construcciones prefabricadas de metal. Estos rubros, en su conjunto, representaron el 67% de las importaciones totales del sector.

La balanza de servicios registró un déficit de US$ 3.455 millones, aumentando un 44,3% respecto al primer trimestre de 2011, explicado por la cuenta de otros servicios (US$ 1.382 millones), que incluye los pagos por asistencia médica y asesoría técnica realizados en el marco de los convenios internacionales de la República, por el transporte (US$ 1.153 millones), vinculado a la mayor carga movilizada de bienes; y por los viajes (US$ 510 millones).

La renta, por su parte, alcanzó un déficit de US$ 1.789, determinado por las mayores utilidades reinvertidas, especialmente de las empresas petroleras mixtas, y por los intereses de títulos de deuda, tanto del Gobierno General como de Pdvsa, y los asociados a los préstamos con organismos multilaterales, particularmente, la Corporación Andina de Fomento y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Cuenta de capital y financiera

La cuenta de capital y financiera fue deficitaria en US$ 8.613 millones, resultado inferior a los US$ 10.310 millones obtenidos en el primer trimestre de 2011, como consecuencia de los menores déficit registrados en las cuentas de otra inversión e inversión directa, de US$ 10.482 millones y US$ 400 millones, respectivamente.

El menor saldo deficitario de la otra inversión respecto al primer trimestre del año anterior, de US$ 12.082 millones, se explica por la reducción de las cuentas en depósitos del sector privado, debido a la mayor demanda de divisas para el financiamiento de sus transacciones externas, atendida parcialmente por la oferta oficial. Por su parte, el sector público incrementó sus activos en el exterior, principalmente por las mayores tenencias del Fonden. En este mismo sentido, se observaron los correspondientes crecimientos de las facturas por cobrar del negocio petrolero y los registros de compensación de activos a favor del Gobierno, relacionados con los acuerdos energéticos.

El déficit de la cuenta de inversión directa, inferior al registrado en el primer trimestre de 2011 (US$ 970 millones), se asocia al menor crecimiento de las inversiones en empresas del exterior por parte de entes públicos y de las cuentas comerciales de la industria petrolera frente a sus filiales foráneas. Igualmente, contribuye a la reducción del déficit de la inversión directa, el aumento de los pasivos de empresas locales frente a los socios extranjeros, vinculados a la acumulación de utilidades, especialmente las del sector petrolero, y a los créditos recibidos para el financiamiento de las importaciones privadas.

Respecto a la inversión de cartera, se observó una baja en el superávit estimado en US$ 2.269 millones, al compararlo con los US$ 2.742 millones registrados en el mismo período del año anterior, que se asocia a la ausencia de nuevas emisiones de títulos de deuda por parte de Pdvsa, negociándose en este trimestre instrumentos en circulación, principalmente a través del Sitme.  A la par de este comportamiento, el Gobierno e instituciones financieras públicas liquidaron posiciones en títulos de deuda del exterior.

Posición de Inversión Internacional

Al cierre de marzo de 2012, la posición de inversión internacional del país aumentó en un 13,2%, al registrar un saldo neto de US$ 159.630 millones, que superó al del mismo período del año anterior (US$ 141.068 millones). En este lapso, tanto los activos como pasivos totales mostraron incrementos de 15,6% y 18,8%, y niveles de US$ 288.764 millones y US$ 129.134 millones, respectivamente.

Las posiciones acreedoras del sector público crecieron en 24,0%, al pasar de US$ 112.430 millones a US$ 139.389 millones, mostrando alzas en todas las categorías de inversión del sector, con mayor énfasis en los activos de otra inversión, los cuales consolidan mayores tenencias en depósitos correspondientes al Fonden, a los fondos de inversión con respaldo de financiamiento chino, a la autoridad monetaria y a las empresas públicas.  Igualmente, destacan los aumentos en las partidas acreedoras de Pdvsa y el Gobierno derivadas de la actividad comercial petrolera internacional. Por su parte, los entes privados también acumularon niveles superiores de activos, 8,8% de crecimiento respecto al cierre de marzo de 2011, principalmente en el componente de depósitos, aunque en el trimestre en estudio se observó una leve reducción en las cuentas externas para atender mayores requerimientos de divisas por importaciones y otras transacciones del sector.

El crecimiento de los saldos deudores estuvo determinado por los pasivos del sector público, estos últimos aumentaron en 22,5% en correspondencia a los préstamos contraídos con el Gobierno chino, y a los mayores saldos en títulos de deuda atribuidos a las nuevas emisiones del Gobierno, las renegociaciones con no residentes y a las alzas en las cotizaciones de mercado, a lo largo del período.

La posición pasiva privada se elevó a US$ 35.749 millones, significando un crecimiento de 10,0%, explicado, fundamentalmente, por mayores compromisos de las empresas de inversión directa, financieras y no financieras, frente a sus inversionistas extranjeros, por concepto de utilidades reinvertidas, créditos comerciales y dividendos por pagar.

En consecuencia de las operaciones descritas, el país acumuló US$ 18.562 millones adicionales al cierre de marzo de 2012. Así la posición neta acreedora se ubicó en US$ 159.630 millones frente al exterior.

Ver más información en Balanza de Pagos y Otros Indicadores del Sector Externo

 

 
 
bottom.gif
Estados Financieros del BCV Reconversión Monetaria Contactenos Términos y condiciones