Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

BCV entregó a la Asamblea Nacional Informe sobre resultados económicos del año 2004

Fecha: 
Miércoles, 2 Marzo 2005

Seguimiento de políticas, resultados y análisis de la economía

El Banco Central de Venezuela (BCV), en cumplimiento del artículo 79 de su ley, y en atención a los principios constitucionales de transparencia y responsabilidad pública, presentó a la consideración de la Asamblea Nacional un seguimiento de sus políticas, los resultados obtenidos y un análisis del comportamiento de la economía durante el año 2004.

 

Señala el BCV que los indicadores registrados en el año 2004, tanto en las cuentas del PIB como en las de balanza de pagos, permiten prever la sostenibilidad del crecimiento en la actividad económica para el año 2005, a lo cual se añade la solidez del mercado petrolero, el clima de estabilidad política y social, la mayor puntualidad de los pagos del sector público y las favorables expectativas de consumidores e inversionistas. "El Banco Central de Venezuela, como rector de la actividad monetaria y financiera, permanecerá atento para crear y mantener el marco de estabilidad necesario para consolidar esta situación", indica el informe a la Asamblea Nacional.

 

Durante 2004, el BCV instrumentó una política monetaria que permitió la expansión de los medios de pago y el financiamiento interno de manera congruente con el mayor nivel de actividad económica, al tiempo que procuró ajustar su intervención en el mercado monetario con la finalidad de lograr efectos estabilizadores.

 

En cuanto a los resultados de actividad económica, se destaca que los mismos tienen su origen, fundamentalmente, en el aumento de la demanda de bienes de consumo final del sector privado (16,6%) y de la inversión (43,0%). Esta última variable fue impulsada por el crecimiento observado en el renglón de maquinarias y equipos (62,4%), lo que supone un estímulo importante a la capacidad de crecimiento económico.

 

Agrega el informe que el crecimiento de la oferta agregada, la relativa efectividad del control de precios, la reducción de un punto porcentual en la alícuota del Impuesto al Valor Agregado, la acción del BCV en el mercado monetario, y la existencia de canales alternativos de distribución de bienes de primera necesidad, contribuyeron a reducir las presiones inflacionarias durante el año. En esta misma dirección actuaron la mayor provisión y oportuna liquidación de divisas, la sólida posición de reservas internacionales y las condiciones favorables del mercado petrolero.