Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Casas considera más adecuada propuesta de Chávez sobre el BCV

Fecha: 
Sábado, 30 Octubre 1999

Las disposiciones referidas al Banco Central de Venezuela en la nueva Constitución, deberían limitarse únicamente a aquellos aspectos fundamentales que ameritan tal rango, como son las referencias a la autonomía, al objetivo prioritario del Instituto, a los controles a que estará sometido y a la armonización de las políticas fiscal y monetaria, dijo el Presidente del BCV, Antonio Casas González.

El presidente del BCV explicó que la mayoría de las disposiciones referidas al Banco contenidas en el anteproyecto de Constitución presentado por la Comisión de lo Económico y Social de la Asamblea Nacional Constituyente, tienen carácter de normas de rango legal y hasta reglamentario. Casas González dijo que "la excesiva reglamentación a través de normas constitucionales genera rigideces que son contrarias a la flexibilidad que requiere el manejo de la política monetaria".

En este sentido, se mostró partidario de dejar la materia referida al Banco Central en los términos sugeridos por el Presidente de la República, Hugo Chávez Frías, en la propuesta que presentó a la Asamblea Nacional Constituyente, donde señala que "el Banco Central es un ente del Estado completamente autónomo en su administración y en el ejercicio de sus funciones. Su objetivo prioritario consiste en defender el poder adquisitivo de la moneda nacional y la estabilidad cambiaria. El Banco Central actuará en forma coordinada con el Poder Ejecutivo".

Casas González también alertó sobre el articulado referido a la designación de los miembros del Directorio del BCV, donde se especifica que la designación que haga el Presidente de la República será ratificada por la Asamblea Nacional. "Esto representa un riesgo para la autonomía del Banco, pues transforma en una decisión política lo que debe estar fundamentado en razones técnicas, además de que podría convertirse en un obstáculo para su funcionamiento si no hubiera acuerdo político oportuno".

Actualmente, la designación de los miembros del Directorio la hace el Presidente de la República bajo estrictos criterios técnicos de selección y para períodos no coincidentes de seis años, con la intención del legislador de garantizar que no todos ellos sean nombrados en el mismo período constitucional.

Con relación a la presentación y aprobación del presupuesto del BCV por la Asamblea Nacional, el Presidente del Banco dijo que de esta forma se introduciría un elemento que impondría una gran rigidez a la ejecución de las políticas monetaria y cambiaria, convirtiéndose en un mecanismo de vulnerabilidad de la autonomía del Banco. Esta materia tiene rango legal y no amerita una norma constitucional.

Casas González se mostró de acuerdo con la aplicación de controles al Banco Central, tal y como los existentes hoy en día. Al respecto mencionó que el presupuesto del Instituto se elabora con base a los lineamientos emanados de la Oficina Central de Presupuesto y una vez revisado por ésta, es sometido a la aprobación del Presidente de la República en Consejo de Ministros y posteriormente publicado en la Gaceta Oficial. Asimismo, el Directorio presenta informes trimestrales en su Asamblea, a la cual asisten ministros en representación de la República y, semestralmente, a la misma asamblea y al Congreso Nacional. Dichos informes contienen las cuentas del Instituto, el informe de los comisarios y la Memoria, donde se explica la evolución de la economía, la política monetaria aplicada por el Banco y los resultados obtenidos.

Adicionalmente, mencionó que esta documentación se publica en la Gaceta Oficial, en la prensa nacional, en la página WEB del Banco y se difunde también a través de las publicaciones periódicas del Instituto. Además, la Superintendencia de Bancos, cuyo titular asiste semanalmente a las reuniones del Directorio, conoce y evalúa los estados financieros del Banco.

"Los estudios que se han realizado a nivel internacional sobre los grados de autonomía de la banca central, toman en consideración, entre otros aspectos, la aprobación de su presupuesto por parte del Ejecutivo o del órgano legislativo. Las restricciones que por vía presupuestaria se impongan al Banco limitan enormemente su capacidad de actuación. Ello no implica que no sean necesarios mecanismos de control y rendición de cuentas al Poder Legislativo y al país, pero como ya lo señalé, debe hacerse sin menoscabo de la autonomía y de la flexibilidad que requiere el manejo de la política monetaria y cambiaria", dijo el presidente del Banco Central.

Casas González indicó que las autoridades del Banco remitieron a la consideración de la Asamblea Nacional Constituyente un proyecto de articulado relativo a la organización y funciones del BCV, a su política monetaria y al Fondo de Estabilización Macroeconómica, entre otros.