Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

En el BCV debatieron los aportes del economista argentino Raúl Prebisch

Fecha: 
Miércoles, 23 Noviembre 2005

América Latina debe apostar  a una integración original

Son "esperanzas primarias" las expectativas positivas que algunos países de América Latina tienen con respecto al Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (Alca), afirmó el científico brasileño Theotonio Dos Santos, quien este miércoles intervino como ponente en el foro "Vida y obra de Raúl Prebisch", organizado por el Banco Central de Venezuela.

En opinión de Dos Santos, quien compartió el panel con el presidente del BCV, Gastón Parra Luzardo, y el director del emisor, Domingo Maza Zavala, es una ilusión pensar que un arreglo como el Alca se sustentará en reglas verdaderas de libre comercio, pues el mercado estadounidense no se rige por el libre intercambio, sino por un sistema de cuotas. Agregó que detrás del apoyo a la iniciativa estadounidense, lanzada en la Cumbre Presidencial de las Américas, celebrada en Miami en 1994, pueden estar más bien algunos intereses particulares, como los de quienes se benefician con la especulación financiera.

La crítica de Dos Santos al Alca fue compartida por Parra Luzardo, quien durante sus palabras de introducción afirmó que esa propuesta no conviene a América Latina. En su criterio, la integración regional debe apuntar a la definición y puesta en práctica de una política común de Estados y no asumirla como una articulación de los intereses de las grandes empresas que operan en la región. Por su parte, Maza Zavala resaltó la imposibilidad de integrar, bajo el signo de la libertad económica, dos partes tan heterogeneas sin que la menos desarrollada de ellas sufra consecuencias negativas. El director del BCV advirtió que Estados Unidos, consciente de las resistencias a su propuesta, está apostando al bilateralismo para dividir a América Latina en este tema.

El recuerdo del pensamiento de Prebisch, quien fue secretario general de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (Cepal) entre 1950 y 1963, sirvió de base a estas críticas, en tanto que los ponentes coincidieron en destacar, como un rasgo definitorio del pensamiento del economista argentino, la necesidad de que Latinoamérica buscara respuestas propias y originales a sus problemas, en lugar de aceptar pasivamente la preponderancia de las ideas foráneas.

Con Prebisch (1901-1986) renació la esperanza de abrir nuevos caminos y de desarrollar una estrategia propia en beneficio de las sociedades, recalcó Parra, quien resaltó igualmente el papel de la Cepal para favorecer la comprensión de las realidades latinoamericanas. El foro fue el segundo organizado por el BCV como una forma de rescatar los aportes de figuras fundamentales del pensamiento económico latinoamericano. En marzo último se inició este ciclo con el evento dedicado a Celso Furtado (1921-2004), economista brasileño que, precisamente, junto con Prebisch fue uno de los forjadores de la llamada doctrina de la Cepal.